Lateralidad y eficiencia manual

Las pruebas de destreza manual como la PCDM permiten estudiar el desarrollo de la lateralidad en poblaciones infantiles, comparando los resultados obtenidos por la mano preferida (MP) frente a los de la mano no preferida (MNP). De esta forma es posible saber si los niños de educación infantil han definido ya una lateralidad manual integrada, en la que coinciden la preferencia y la eficiencia.

La preferencia se define por la mano con la que se sujeta el lápiz, de forma que en este análisis se considera diestro al niño que usa la mano derecha y zurdo al que usa la izquierda. La eficiencia se calcula dividiendo los tiempos obtenidos por la mano izquierda y la derecha en las distintas tareas de la PCDM y sumando los cocientes. Cuando un cociente individual es menor que 1 la mano izquierda es más rápida que la derecha y si es mayor que 1 es la derecha la que muestra una mayor eficiencia; al sumar los tres cocientes obtendremos un índice mayor o menor que 3.

Los resultados muestran que de 100 niños de Educación Infantil (cursos de 4 y 5), 95 ya muestran una lateralidad bien definida, en la que la mano preferida es también la más hábil. Tres muestran resultados discordantes, y dos no han definido todavía qué mano es más hábil.

 

Comparación entre la preferencia manual (mano que escribe o dibuja) y la eficiencia (mano más rápida)